Humitas de Tarija, Bolivia
 

Enviada por Ma.Luisa Marek de Vásquez

    Ingredientes:

  • 12 choclos (maíz) medianos, mas bien tiernos, pero no demasiado,
  • 1/2 vaso (50 ml) de aceite,
  • 1 cuchara de azúcar (se puede aumentar si es necesario),
  • 1 cucharita de sal (se puede aumentar si es necesario),
  • 1/4 kilo de queso de vaca,
  • 3 vainas de ají (de ser posible picante),

Método: El choclo se pela de tal manera que se deben cortar las hojas (las llamamos chalas) de tal manera que queden triángulos grandes, eso se consigue haciendo un corte circular en la parte mas ancha del choclo. Se guardan las hojas para hacer luego las humitas. Una vez pelado el choclo, se juntan las hojas poniendo un triángulo sobrepuesto al otro por su base, cruzando unos 3 cm. Así se consigue el tamaño ideal para envolver la masa. De las hojas mas tiernas y que quedan cerca de la mazorca se hacen tiras para amarrar las humitas. Luego se ralla el choclo o se desgrana, pero es suficiente (y menos trabajoso) cortarlos con cuchillo a lo largo de la mazorca. Las mazorcas se guardan. El choclo rallado se coloca en una procesadora o licuadora y se procesa (en Tarija esto se hace con piedra, al estilo de los incas) junto con el ají, la sal y el azúcar. (Si los choclos no están tiernos se puede aumentar un chorrito de leche, pero solo si la masa esta muy seca), una vez procesados se agrega aceite caliente. Se puede probar para asegurarse que no falta azúcar ni sal. Luego se toman las chalas arregladas se las extiende y se coloca en ellas una cuchara (o mas de acuerdo al tamaño de las hojas) de la mezcla procesada, se le coloca unos trozos de queso y se cierra, colocando las puntas de los triángulos primero uno encima del otro y luego envolviendo los costados, finalmente se amarra. En una olla grande se coloca algunos marlos para tapar el fondo de la misma y se agrega agua calienta para cubrirlos , se pone al fuego y una vez que agarre hervor se coloca encima de los marlos la huitas y se tapa y deja hervir por unos 20 min. Las chalas deben aclararse hasta un color amarillo verdoso.

Se sirven calientes.

Se puede agregar también algunas hierbas aromáticas a la masa.

P.D. Esta misma masa puede ser usada para huitas asadas, las que también llevan chalas, pero no son amarradas. Para ellos se toma un triángulo y se le coloca una cuchara mediana de masa, queso y se tapa y se coloca sobre una asadera enmantecada. Se arman varias hasta llenar la asadera y se lleva al horno caliente por unos 20 min.. También son ricas, tanto calientes como frías.

Y una tercera opción es agregar a la masa anterior un poco mas de azucar y dos huevos batidos y colocar esta masa en un molde enmantecado y llevarlo al horno caliente durante unos 20 minutos.

Toni Oliver. Prohibida la reproducción del contenido de esta Web sin la autorización del Autor.