Solomillo a la naranja
 

    Ingredientes:

  • Un solomillo de ternera, preferiblemente en una pieza (se filetea en la mesa),
  • Una botella de buen vino tinto,
  • Dos naranjas de zumo,
  • Un generoso chorreón de brandy,
  • Una cucharada de miel,
  • Dos clavos (de cocina),
  • Sal ,
  • pimienta y ,tal vez, algo de maicena o harina.

Método: Cógete una sartén bien amplia donde quepa la pieza de solomillo en un trozo (si el solomillo es para 16 personas, probablemente no quepa en la sartén), el cual habrás previamente salado y rebozado en pimienta recién molida para posteriormente , atarlo con hilo o bramante de cocina, para que no pierda su bonita y cilíndrica forma. Pones tres o cuatro cucharadas de aceite de oliva en la sartén y cuando esté bien caliente, hechas el solomillo y lo doras bien por todos los lados. Cuando esté bien dorado (y por tanto toda su superficie costradita y sellada para evitar la pérdida de sus valiosos jugos) lo bañas con el brandy y lo flameas. Cuando se apaguen las llamas bajas el fuego y mantienes el solomillo en el mismo no mas de 10-15 minutos, con lo que quedará hecho por fuera pero rosado (y jugoso) por dentro. Pasado este tiempo, retiras el solomillo y lo reservas al calor de la lumbre. En la misma sartén anterior, donde han quedado las sustancias del mamífero, añade media botella de tinto. Que sea un buen vino para que además de enriquecer la salsa, nos permita bebernos a gusto la otra media botella, mientras seguimos con el plato. Mientras reduce la salsa (5-10 minutos), ve rallando la piel de las naranjas y extrayendo posteriormente el zumo a las mismas. Pasado este tiempo, añádele la piel rallada de las naranjas, el zumo, uno o dos clavos de cocina, una cucharadita de miel (dependiendo de la acidez de las naranjas) y sal a gusto. Espera que la salsa reduzca y si queda demasiado ligera, engórdala con media cucharadita de maicena o de harina.5 minutos antes del final añade de nuevo el solomillo para que se impregne del sabor de la salsa. Sirve el solomillo entero , cubierto de la ralladura de las naranjas y napado con la salsa (que habrá quedado oscura). Filetéalo en el momento de servir después de haberlo contemplado durante algún tiempo, permitiendo de esta manera que los jugos interno se repartan por todo el interior.

Una guarnición de gajos de mandarina salteados brevemente en mantequilla, nos solo da color a este plato, sino que proporciona el punto de acidez y equilibrio necesario.

Toni Oliver. Prohibida la reproducción del contenido de esta Web sin la autorización del Autor.