Cañas

     

    Ingredientes: Para las cañas:

  • 1 taza de aceite,
  • 1 vaso de vino blanco,
  • harina,
  • sal.
  • Para el relleno:

  • 1 litro de leche,
  • 3 yemas de huevo,
  • 3 cucharadas de harina,
  • azúcar,
  • canela.

Método: Se calienta el aceite hasta que esté a punto de freír, se deja enfriar y se mezcla con el vino blanco. Se sazona con sal y se va removiendo lentamente mientras se añade a la mezcla la harina necesaria para que quede una masa uniforme que no se pegue a las manos. Debe cuidarse que la masa no resulte demasiado dura, para que pueda manejarse bien. Se extiende la masa con una anchura de unos 17 cm., sobre ella se colocan 24 cañas de aproximadamente 8 cm. de longitud, proporcionalmente distribuidas, se unta con huevo batido la masa, se dobla la masa por encima de las cañas de tal forma que queden totalmente cubiertas, salvo sus extremos, que es por donde se extraen las cañas una vez fritas. Con algo recto, como una regla, se aprieta la masa contra la masa inferior, en medio delas cañas para que la masa se pegue, se cortan

Se fríen en abundante aceite donde previamente se habrá introducido un trozo de pan para eliminar su posible exceso de acidez. Una vez fritas se dejan enfriar y se sacan las cañas.

Relleno: Se baten las yemas con un poco de leche y se ponen al fuego. Se va añadiendo poco a poco la harina, sin dejar de remover. Se vierte más leche en la cazuela y se vuelve a acercar al fuego. Se añade azúcar al gusto.

Cuando adquiera un espesor similar al de la crema pastelera, se saca del fuego y se deposita en una fuente para que se enfríe. Cuando esté fría se rellenan las cañas.

Es conveniente preparar la víspera las cañas y el relleno, pero el rellenado hay que hacerlo en el momento de servir. Con las cantidades indicadas en esta receta se pueden obtener dos docenas de cañas aproximadamente.

Toni Oliver. Prohibida la reproducción del contenido de esta Web sin la autorización del Autor.