Baklava
 

Enviada por Apicius

    Ingredientes:

  • 200 gr. de azúcar blanca,
  • 4 cucharadas de miel clara,
  • jugo de 1/2 limón,
  • 30 mI (2 cucharadas) de agua de rosas,
  • 250 gr. de mantequilla sin sal,
  • 1 cucharadita de canela,
  • 375 gr de nueces, picadas,
  • 375 gr de masa de hojaldre bien delgada.

Método: Mezclar en un cazo el azúcar, la miel, el jugo de limón y 450 ml de agua y dejar hervir hasta que el almíbar este al punto de napa (unos 10 minutos). Alcanzado el punto de Napa, añadir el agua de rosas y dejar enfriar . Derretir la mantequilla y eliminar la espuma que aparezca. Mezclar la canela con las nueces. Caliente el horno a 180C.

Coloque una plancha de masa en una bandeja de horno de 30 x 18 cm y pintar con mantequilla derretida. Repetir con otras 3 capas, luego echar un tercio de las nueces. Cubrir con 4 capas más de masa, pintando cada vez con mantequilla, luego agregar un segundo tercio de las nueces. Repetir el proceso con el resto de las nueces y la masa, pintando la última con abundante mantequilla.

Con un cuchillo afilado, hacer cruces profundas en diagonal en la parte superior de la masa, haciendo formas romboidales.

Hornear el baklava 30 minutos, luego baje la temperatura del horno a 150C.

Hornear 45 minutos más, hasta que la masa esté bien dorada. Vierta encima el almíbar frío, asegurándose que gran parte se meta en los cortes. Deje que se enfríe antes de servir .

Nota de mía: Me parece un poco excesiva la mantequilla que se usa en el pintado de la masa de hojaldre, yo no la utilizaría o la usaría con mas mesura.

Por la descripción de la receta, parece que el hojaldre lo estira mucho, yo no lo estiraría tanto y en vez de cubrir con 3 ó 4 capas lo reduciría a 1 ó 2, que luego ya se formaran las capas del hojaldre.

Una receta de Sarah Woodward

El baklava original se hacía con 40 planchas de masa, que simbolizaban los 40 días de ayuno, y tradicionalmente se comían el día de Pascuas. Su popularidad se extendió y los baklavas se convirtieron pronto en uno de los platos favoritos de los sultanes turcos, que valoraban la masa mantecosa en su pegajoso almíbar dulce.

Toni Oliver. Prohibida la reproducción del contenido de esta Web sin la autorización del Autor.