Crumble de manzana y ciruela
 

Enviada por Tatiana Suárez Losada

    Ingredientes:

  • 450 g. de ciruelas,
  • 700 g. de manzanas (ligeramente ácidas),
  • 100 g. De mantequilla,
  • 100 g. de azúcar,
  • 2 cucharaditas de canela molida,
  • 175 g. De harina,
  • 75 g. de avellanas picadas.

Método: 1) Deshuesar las ciruelas y pelar, vaciar y cortar las manzanas en gajos. En una sartén, poner a fuego lento 25 g. de mantequilla, la mitad del azúcar y 1 cucharadita de canela hasta que se disuelva. Añadir las manzanas, tapar y cocer a fuego lento durante 15 minutos hasta que empiecen a ablandarse. Incorporar las ciruelas y seguir cociendo unos minutos. Probar de punto de azúcar y de canela, poner en una fuente de horno y reservar.

2) Precalentar el horno a 180-190 C

3) En un cuenco amplio, poner la harina, el azúcar y la canela restante. Mezclar y añadir la mantequilla restante cortada en pedacitos y mezclar con la punta de los dedos hasta conseguir una mezcla arenosa. Añadir las avellanas picadas y mezclar brevemente. Poner esta preparación sobre la compota de manzanas y ciruelas y meter al horno durante 40 minutos aproximadamente, o hasta que la superficie esté dorada y ligeramente crujiente.

4) Servir acompañado de helado de yogur o de queso. También le va bien nata líquida con un poco de azúcar, que contrarrestará la acidez de la compota.

NOTA: Puede utilizarse cualquier tipo de ciruelas, las damascenas y las rojas proporcionan un delicioso sabor y un bello color a la compota. Dado que en invierno no disponemos de esta maravillosa fruta, lo que hago es preparar la compota y congelarla. De esta manera, puedo preparar el crumble en invierno, especialmente en Navidad.

También se puede hacer únicamente con manzanas.

Toni Oliver. Prohibida la reproducción del contenido de esta Web sin la autorización del Autor.