Tartaleta de pétalos de rosa
 

Enviada por Evelyn Martínez

    Ingredientes: Los pétalos de 3 rosas color rosa claro,

  • Los pétalos de 3 rosas color rosa oscuro,
  • 1/2 litro de leche,
  • 150 gramos de azúcar glas,
  • 4 cucharadas de fécula de maíz,
  • 2 sobres de gelatina sin sabor,
  • 1 gota de colorante rojo vegetal,
  • 2 cucharadas de licor de naranja,
  • 2 cucharadas de Kirsch,
  • Unas gotas de esencia de almendra.
  • Para la pasta:

  • 250 gramos de harina de trigo,
  • 150 gramos de mantequilla sin sal,
  • 150 gramos de azúcar refinado,
  • 4 yemas de huevo,
  • Un poco de agua.

Método: Para preparar la pasta, cierna la harina y el azúcar sobre una base de madera; agregue las yemas y la mantequilla cortada en pequeños trozos; mezcle todo rápidamente hasta tener una pasta homogénea; si lo cree necesario, puede añadirle un poco de agua. Luego, extienda la pasta con un rodillo y colóquela en un molde para tartas de 26 centímetros de diámetro, previamente engrasado y enharinado; métalo al horno a una temperatura de 280 grados centígrados; cuando la costra esté dorada, retírela del horno y déjela enfriar.

Para hacer el relleno, ponga a calentar la leche (sin dejar hervir), meneando constantemente.

Aparte, deshoje las rosas oscuras y ponga los pétalos en servilletas de papel, para que luego los introduzca en el horno de microondas a alta temperatura durante dos minutos o hasta que estén deshidratados. Ya listos, colóquelos en azúcar glass; resérvelos. Enseguida, ponga los pétalos de las rosas claras en la licuadora, junto con el azúcar y una poca de leche; muela los ingredientes y luego páselos por un colador fino. Cuando esté caliente la leche, agréguele el colorante y las rosas licuadas, meneando constantemente; enseguida, añada la fécula de maíz y la gelatina sin sabor, ambas previamente disueltas; deje que se vuelva a calentar, sin dejar de menear; cuando tenga consistencia espesa, retire del fuego. Coloque el recipiente de la leche caliente dentro de uno más grande que tenga agua fría, para que siga meneando y acelere el enfriamiento; cuando esté tibio, vacíe el relleno en la costra. Después, introduzca el postre en el refrigerador alrededor de dos horas. Ya listo, adorne la tartaleta con los pétalos de rosa glaseados.

Sirva esta tartaleta bien fría, acompañándola con café o champaña.

Toni Oliver. Prohibida la reproducción del contenido de esta Web sin la autorización del Autor.