Fabada asturiana (con denominación de origen)
 

Enviada por Pakoko

    Ingredientes para 4 personas de buen comer:

  • 500 g. de fabes "de la granja", si es posible de "Los Cabos", Pravia".
  • 2 chorizos asturianos.
  • 2 morcillas asturianas.
  • 1 buen trozo de la lacón.
  • 1 trozo de tocino entreverado y salado.
  • 1 cebolla mediana.
  • Unas hebras de azafrán.
  • Agua fría.

Método: Se ponen en remojo las fabes el día anterior (mínimo 12 horas), junto con los chorizos y la morcilla. En otro recipiente se pone a desalar el lacón y el tocino (mínimo 12 horas). Una vez remojado y desalado todo, se coloca en una pota (cazuela) los ingredientes en crudo: fabes, chorizos, morcilla, lacón, tocino, cebolla pelada y entera y agua fría que cubra todo el conjunto. Se pone a hervir a fuego fuerte, para bajarlo al mínimo cuando empiece a cocer. Se espuma y se le añaden pequeños golpes de agua fría para asustar "les fabes". Se tiene a fuego lento alrededor de 1,30/ 2 horas (depende de les fabes, el agua, el "Compango", etc). Se tuesta el azafrán, se muele y se añade al conjunto. El caldo debe quedar espesito, si no es así, sacar unas cucharadas de fabes y aplastarlas con el tenedor y añadir a la fabada. Rectificar de sal, si fuese necesario. En el último momento, sacar la cebolla entera que se retira y no se come. La fabada asturiana está mejor de un día para otro.

Nota: Esta es la receta tradicional de una fabada asturiana. Como en todo hay variaciones, por ejemplo, hay quien previamente cuece un poco el "compango" (carnes) para desgrasar la fabada y después añade un sofrito de aceite de oliva, ajos y pimentón (no es muy ortodoxo pero se hace más digestiva); hay quien le añada una cucharada de mantequilla para hacer más suave la fabada; quien no pone a remojo las carnes, etc.

Lo que es seguro es que una fabada asturiana tradicional no lleva otras carnes que las descritas (por ejemplo: oreja, rabo de cerdo, morros... ya que eso constituye otro tipo de plato, p. ej. "pote asturiano"), tampoco le añadimos ni perejil, ni hoja de laurel, ni cebolla picada, ni otros ingredientes tan comunes como corren por ahí.

La manera de servir es: las fabes por un lado y el compango por otro, para beber vino tinto de "Cangas de Narcea" u otro con mucho cuerpo y de poste, "arroz con leche".

Toni Oliver. Prohibida la reproducción del contenido de esta Web sin la autorización del Autor.