Sopa de calabaza (1)
 

Enviada por Tatiana Suárez Losada

    Ingredientes para 6 personas:

  • 1,5 Kg. de calabaza (o una calabaza entera, si se va a servir la sopa en ella),
  • 1 cucharada sopera de aceite de oliva,
  • 1 cebolla grande, picada fina,
  • 1 litro de caldo de carne o de ave,
  • 425 ml. de leche,
  • 25 g. de mantequilla,
  • nuez moscada recién rallada,
  • sal y pimienta negra recién molida,
  • 110 g. de queso Gruyère o Fontina, cortado en dados de 5 mm.,
  • 50 g. de queso Gruyère rallado,
  • 6 cucharaditas de nata líquida,
  • costrones de pan frito,
  • perejil de hoja plana.

Método: Precalentar el horno a 240º C.

Quitar la piel y las pepitas a la calabaza y cortarla en rodajas de 2 dedos de grosor. Untar la superficie con aceite de oliva y ponerlas en una bandeja de horno cubierta con papel de aluminio. Salpimentar y meter al horno durante 25-30 minutos, o hasta que esté tierna al introducir una aguja. Mientras tanto, poner la mantequilla en una cazuela amplia, añadir la cebolla, remover y rehogar durante 5 minutos aproximadamente o hasta que empiece a tomar color. Bajar el fuego y cocer durante 20 minutos, removiendo de vez en cuando. Seguidamente sacar la calabaza del horno y dejar enfriar ligeramente. Añadir el caldo y la leche a la cebolla de la cazuela y cocer a fuego lento hasta que rompa a hervir. Añadir la calabaza y sazonar con sal, pimienta y nuez moscada y cocer a fuego muy lento durante 15-20 minutos. Triturar y pasar por el chino hasta conseguir un puré liso y aterciopelado. Rectificar el punto de sazonamiento. Por último, incorporar los dados de queso y servir inmediatamente en cuencos, o utilizar una calabaza vaciada como sopera*. Añadir a cada cuenco una cucharadita de nata y un poco de queso rallado, así como unos costrones de pan frito. Por último, el perejil.

NOTA: Las "transgresiones" que yo hago de esta receta son: * rehogo la cebolla en mantequilla y aceite de oliva (más aceite que mantequilla) * si ando mal de tiempo, no aso la calabaza en el horno, sino que la añado directamente a la cazuela después de rehogar la cebolla. Para que se haga antes, la rallo. * Después de dorar la cebolla, añado un diente de ajo. * Además del sazonamiento, añado una pizca de pimienta de Cayena. * No utilizo costrones ni perejil. * Omito la nata. * Añado unas láminas finísimas de queso parmesano, que obtengo con ayuda de un pelapatatas, en el último momento, con la sopa ya servida en los cuencos o platos soperos. De todas formas, lo de los dados de queso añadidos en el último momento es impresionante, porque se pueden atrapar con la cuchara a medio derretir.

© Toni Oliver. Prohibida la reproducción del contenido de esta Web sin la autorización del Autor.