Potaje con espinacas
 

Enviada por David Marín

    Ingredientes para 6 personas:

    (Calorías por ración 475)

  • 1 Kg. de espinacas,
  • 500 gr. de garbanzos,
  • 200 gr. de bacalao,
  • 6 cucharadas soperas de aceite,
  • 2 cebollas pequeñas,
  • 1 cabeza de ajo pequeña,
  • 1 cucharadas (de café) rasada de pimentón,
  • 1 cucharada sopera de harina,
  • 1 diente de ajo,
  • 1 hoja de laurel,
  • 1 ramita de perejil,
  • 1 tomate grande,
  • agua,
  • sal.

Método: La víspera de hacer el potaje se ponen los garbanzos en remojo en agua templada, con sal. En agua fría se pone en remojo el bacalao y se le cambia el agua unas 3 o 4 veces, sacando cada vez el bacalao del cazo y enjuagando éste bien para que la sal no se quede en el fondo. Es recomendable que el remojo lo realices en el frigorífico para que no sufra cambios de temperatura. Cuando se vaya a hacer el potaje, se lavan muy bien los garbanzos y se ponen en una olla con agua caliente (pero no hirviendo), con el ajo entero (la cabeza), el laurel y la mitad de la cebolla pelada y entera. Se deja de 2 y 1/4 a 2 y 1/2 horas a fuego mediano, después de lo cual se incorpora el bacalao, dejándolo cocer otra 1/2 hora. Se lavan muy bien las espinacas, quitándoles los tallos, y se echan en la olla, cociendo unos 8 minutos. En una sartén se pone el aceite a calentar; se refríe la cebolla pelada y muy picada, sin que tome demasiado color (10 minutos); se añade el tomate cortado y quitadas las pepitas. Un poco después se echa la harina, que se freirá bien, y, por fin, el pimentón. Seguidamente se pasa por el pasapurés, echando esta salsa en la olla de los garbanzos. Se prueba entonces de sal y se rectifica si hace falta. En un mortero se machaca el perejil con el diente de ajo y se le añade una cucharada sopera de caldo de la olla. Se echa dentro y se mueve bien. Se deja cocer durante unos 15 o 20 minutos todo junto. Se sirve en sopera. Hay quien pone unas bolitas que se hacen con 1 huevo batido como para tortilla, una miga de pan (tamaño de un huevo grande) desmenuzada, y ajo y perejil muy picadito (1 diente y 2 ramitas de perejil). Con todo esto se hace una masa, con la cual se formarán unas bolitas o una sola morcilla grande. Se envuelven en pan rallado y se fríen. Se echan después de incorporar el refrito.

Toni Oliver. Prohibida la reproducción del contenido de esta Web sin la autorización del Autor.