La sopa de albóndigas de abuela Carlota
 

Enviada por Pedro Luís

 

    Ingredientes:

  • carne vacuna 500 gr. aguja, tapa...es importante que tenga algo de grasa en la fibra,
  • gallo 500 gr. muslo , si no hay gallo, pavo pero no es lo mismo,
  • tocino 300 gr. blanco en sal,
  • cebolla(s) 1,
  • ajo(s) 4 diente(s),
  • pan rallado 1.5 taza(s),
  • hueso de jamón 1,
  • limón(es) 3,
  • yema(s) de huevo 2,
  • huevo(s) 4 enteros,
  • orégano,
  • tomillo,
  • hierba buena,
  • aceite de oliva.

Método: Picar en máquina la carne de vaca, de gallo y el tocino. Pasar al mismo tiempo la cebolla y los ajos, para que se incorporen mejor a la masa. Poner todo en un recipiente grande. Agregar los huevos enteros, el zumo de 1 limón y medio, un chorrito de buen aceite de oliva, el pan rallado, tomillo y orégano. Salpimentar a gusto. Empezar a amasar intensamente hasta que todo esté muy bien mezclado. Preparar una gran pelota; esta debe hacerse lisa. Si se deshace hay que agregar un poco mas de pan rallado y volver a amasar. Pero OJO! Demasiado pan hará que las albóndigas salgan harinosas. Tapar con un trapo y dejar reposar varias horas al fresco. Si la masa esta correctamente condimentada, el perfume se extenderá por toda la casa. Hacer las albóndigas de +/- 2 a 3 cm de diámetro. Para ello se humedecen las palmas de la mano con zumo de limón y se hacen las pelotillas o bolindres. Si se opta de presentar esta sopa como entrada en tazones, se harán los bolindres mucho más chiquitos. Depositarlas con cuidado en el fondo de un gran perol, contándolas a medida que se introducen. Así se sabrá cuantas le tocan a cada comensal, (los tiempos aquellos eran duros!). Acompañarlas por el hueso de jamón. Cubrir con agua fría a razón de 3 volúmenes de agua por uno de albóndigas. Poner a hervir aumentado la temperatura gradualmente para evitas que las pelotillas se deshagan si el hervor es violento al principio. Espumar a menudo. Dejar cocinar 2 horas a fuego suave. Apagar y dejar enfriar un poco agregando unas ramitas de yerba buena para que infusionen bien. Batir las 2 yemas de huevo y mezclarlas bien con el zumo de un limón y un cucharón de caldo. Volcar todo en el cacerolón removiendo con cuidado con una espátula de madera de olivo. Ya servida en plato adornar con unas puntas de hierba buena.

Toni Oliver. Prohibida la reproducción del contenido de esta Web sin la autorización del Autor.