Cazuela de buey con garbanzos
 

    Ingredientes para 4 personas:

  • 500 gr. del falda de buey picada,
  • 2 huevos,
  • 250 gr. de garbanzos,
  • 1 kg. de calabacines,
  • 1 bote grande de tomate pelado al natural,
  • 3 cebollas grandes,
  • 4 dientes de ajo,
  • 1 ramito de perejil,
  • 100 ml. de aceite,
  • 100 gr. de miga de pan,
  • harina,
  • leche,
  • cuatro especias comino, nuez moscada,  guindilla (opcional), sal y pimienta.

Método: En la víspera, se ponen los garbanzos a remojo en agua fría. Al día siguiente se escurren, se ponen en una cazuela con agua, se llevan a ebullición y se cuecen durante una hora. Mientras, se preparan las albóndigas; se mezcla la carne picada con la miga de pan mojada en leche y escurrida, un huevo, el ajo pelado y picado, dos cucharadas de perejil picado, un buen pellizco de cuatro especias, nuez moscada y comino. Se calienta el aceite en una sartén, se forman las albóndigas, se pasan por harina y huevo batido y se fríen 15 minutos a fuego medio. Se escurren sobre papel absorbente y se reservan. En el mismo recipiente se sofríen las cebollas picadas, se añaden los tomates triturados, su jugo y 400 ml. de agua caliente; se salpimienta y se cuece a fuego lento 20 minutos. Se calienta el horno a 180. Se lavan los calabacines, se secan y se cortan en rodajas. En una cazuela de barro o cazuela de hierro se pone un lecho de garbanzos y encima los calabacines, albóndigas y guindilla; se cubre con la salsa, se tapa y se deja cocer en el horno una hora y media.

Se sirve caliente.

Toni Oliver. Prohibida la reproducción del contenido de esta Web sin la autorización del Autor.