Dulce de membrillo
 

Enviada por Tatiana Suárez Losada

    Ingredientes:

  • Membrillos,
  • azúcar,
  • limón.

Método: 1) Frotar los membrillos con un paño o papel de cocina para eliminar la pelusa que los recubre. Cortarlos, sin pelar, en gajos, aprovechando el máximo de pulpa, y ponerlos en agua fría con zumo de limón (1 limón por cada Kg. de membrillos). Poner al fuego, llevar a ebullición y cocer hasta que estén blandos (15-20 minutos). Poner en un escurridor y dejar escurrir a fondo durante varias horas.

2) Al cabo de este tiempo, triturarlos a fondo (se pueden pasar por pasapurés o chino para eliminar los posibles restos de pieles), pesar el puré obtenido y calcular 1 Kg. de azúcar por cada Kg. de puré de membrillo.

3) Poner el puré y el azúcar correspondiente en un recipiente amplio apto para microondas, no debiendo rebasar la mitad del recipiente (para que no se desborde) y mezclar a fondo con una cuchara de madera de mango largo. Meter al microondas a potencia media durante 15 minutos, al cabo de los cuales remover a fondo con la cuchara. Seguir cociendo en períodos de 15 minutos, removiendo a fondo cada vez (esto puede hacerse sin sacar el recipiente, con ayuda de la cuchara de mango largo). El dulce alcanza una temperatura muy alta y hay que tener cuidado al manipular el recipiente, que, por lo general, no suele tener asas, por lo que se imponen unas buenas manoplas que no resbalen. Al cabo de una hora aproximadamente, el dulce habrá adquirido un bonito color rojizo y habrá espesado considerablemente. Para verificar que está en su punto, remover con la cuchara, debiendo ésta dejar un surco visible; otra manera de verificarlo es dejar la cuchara dentro del dulce en posición vertical, debiendo mantenerse de pie.

4) Poner en moldes previamente preparados (pueden servir moldes de aluminio, tazones, cuencos, etc.) y dejar enfriar. Si no hubiera alcanzado el punto adecuado y si se ha puesto en cuencos de cristal o de loza, éstos pueden introducirse nuevamente al microondas durante unos minutos, sin necesidad de poner el dulce de nuevo en el recipiente.

5) El dulce se conserva durante un año en el congelador, envuelto en papel vegetal y seguidamente en papel de aluminio fuerte.

 

Toni Oliver. Prohibida la reproducción del contenido de esta Web sin la autorización del Autor.