Croissants
 

Enviada por Monique

    Ingredientes para 12 croissants:

  • 30 g de levadura de panadería,
  • 1 c café rasa de azúcar en polvo,
  • 1 dl 1/2 de agua,
  • 450 g de harina,
  • 1 pellizco de sal,
  • 30 g de mantequilla,
  • 1 huevo,
  • 150 g de mantequilla.
  • Para dorar: 1 huevo y un pellizco de sal.

Método: Poner la levadura y el azúcar en un bol, añadir el agua tibia (puede ser leche).

Dejar fermentar unos 10 minutos en un sitio caliente, hasta que se forme una espuma en la superficie.

Tamizar la harina y la sal y "desmigar" los 30 g de mantequilla sobre la harina.

Colocar la harina en volcán, con el puño formar un agujero en el que se pondrá el huevo batido y la levadura preparada. Con una paleta llevar poco a poco la harina hacia el centro mezclándola bien con la levadura. Cuando la masa va espesando trabajarla con los nudillos de los dedos. Seguir trabajando hasta que la masa esté brillante y satinada. Aplastar la masa con el rodillo en un óvalo de 50 cm de largo por 20 cm de ancho.

La mantequilla debe estar un poco blanda, dividir en tres partes.

Cubrir los 2/3 de la superficie de la masa con 1/3 de mantequilla cortada en pedacitos, dejando un margen de unos 3 cm. Doblar la parte sin mantequilla sobre la parte con mantequilla y cerrar como una cartera con la otra parte. Con el rodillo, apretar el conjunto en los bordes. Luego hacer una cuadrícula y apretar cada bolsa para sacar el aire. Colocar la masa de forma a que el doble pliegue se encuentre a su izquierda como si fuera un libro.

Volver a empezar la misma operación dos veces más, añadiendo cada vez una parte de mantequilla, vigilando que cuando se aplaste la masa, el rodillo esté perpendicular a los pliegues, lo que obliga dar cada vez, una "vuelta" a la masa para ponerla en posición.

Envolver la masa con un trapo limpio y dejarla en un sitio fresco durante unos 30 minutos. Luego sacarla darle 3 vueltas mas sin añadir mantequilla. Volverla a dejar reposar 30 minutos mas (o incluso toda una noche).

Para formar los croissants, aplastar la masa en un rectángulo de 52 cm de largo por 30 cm de ancho. Cubrir con un trapo y dejar reposar unos 10 minutos. Cortar la masa en dos cintas y dividir cada una en 6 triángulos** de 15 cm de base ( mas 1/2 triángulo en cada extremidad, quitar esos 1/2 triángulos y enrollarlos en forma de bola, así como cualquier trocito eventual). Batir el huevo y la sal y pasar un pincel sobre los triángulos. Enrollar los desde la base hasta la punta, luego encorvarles un poco para formar la media luna.

Colocar cada croissant y bola sobre una placa de horno aceitada, pintar con el huevo cada croissant*. Dejarlos subir en un sitio tibio durante 30 minutos. Volverlos a pintar con huevo. Hornear durante unos 15 o 20 minutos en el horno ya caliente a 200 aproximadamente. Dejar enfriar en la rejilla.

Si se quiere hacer croissant relleno de chocolate colocar una barrita de chocolate negro en el centro antes de enrollarlo.

*En Francia cuando yo vivía allí, los croissants no llevaban esa especie de mermelada pegajosa que suelen llevar aquí.
**Leí el otro día una buena idea, hacer una plantilla de cartón o plástico.

Bueno, ya ves ánimo. (la masa se puede congelar y luego solo hay que hornear, esto no lo he probado).

 

Toni Oliver. Prohibida la reproducción del contenido de esta Web sin la autorización del Autor.