CARNERO AL PALO
 

El carnero despellejado, eviscerado y limpio es tasajeado (cortes en todo el cuerpo del animal), se unta profusamente con una mezcla de aceite, sal, ajos, pimienta, cominos y ají. Luego se pone a serenar toda la noche.

Al día siguiente se prepara el fogón con leños, carbones y piedra. Al carnero se le rectifica la sazón y se le da un pequeño baño de aceite vegetal. Se le somete al fuego, debiendo tener la distancia aproximada de 50 cts. entre el fuego y la carne; el carnero deberá sujetarse con un palo en sus respectivos puntos de apoyo y girar constantemente. Cuando la carne se encuentra cocinado se sirve en trozos acompañado de papas, yucas y camotes sancochados y una salsa de aji y cebolla.

Buen provecho

Atte.

Rodolfo TAFUR Cevallos

Toni Oliver. Prohibida la reproducción del contenido de esta Web sin la autorización del Autor.