NUESTRA DELICIOSA "CAUSA" Y LA GUERRA CON CHILE

NUESTRA DELICIOSA "CAUSA" Y LA GUERRA CON CHILE

Muchos profesores de cocina, cocineros y amantes de la deliciosa “Causa” juran y perjuran que esta noble preparación gastronómica nace a raíz de la guerra con Chile. Siempre he dicho que están equivocados y aquí les transcribo una nota de lo que sucedió en esos infaustos años, nota hecha por Mariano Paz Soldan, esta nota lo publico en Argentina en 1884, como verán en ella ni se habla de las mujeres que “hacían y vendían causas”

NARRACIÓN HISTÓRICA DE LA GUERRA DE CHILE CONTRA EL PERÚ y BOLIVIA

Prologo: 

No es tiempo de escribir la historia cuando las pasiones están en su FRENESÍ, cuando los CADAVERES de los que perecieron en la lucha, algunos aún INSEPULTOS, y las RUINAS incandescentes de los pueblos, recuerdan la CARNICERIA y el INCENDIO; cuando al recorrer los campos, se hallan por todas partes, INDELEBLES PRUEBAS de la destructora mano del enemigo; cuando encontramos centenares de VIUDAS, HUERFANOS Y ANCIANOS librados por acaso de ser víctimas, pero andrajosos, macilentos y demacrados por el HAMBRE y la MISERIA, que si no vivían poco antes en la opulencia, gozaban al menos de una honesta y mediana comodidad ES IMPOSIBLE poder escribir la historia con IMPARCIALIDAD, ni juzgar los hechos con la FRIA INDIFERENCIA del que se constituye en JUEZ del gran proceso, cuyo cuerpo del delito tiene a la vista.

Es preciso esperar que aquellos cadáveres estén, por el paso de los años, reducidos al polvo; que los pueblos y ciudades incendiadas se hayan RECONSTRUIDO; que los campos REVERDEZCAN, que las viudas y los huérfanos, vueltos a sus goces y comodidades, recuerden desgracias pasadas como se recuerdan horrores de aquellas pesadillas que nos espantan hasta despues de despiertos; es preciso en fin que los actores de la gran tragedia, y los instigadores y ejecutores de los GRANDES CRIMENES de guerra, hayan desaparecido en su mayor parte; y que los pocos que sobrevivan agobiados con la acusadora conciencia y con el peso de los años, calmados sus pasados odios y pasiones, sólo recuerden los hechos, como se recuerda lo que se ha leí¬do con meditación, para dar testimonio de lo pasado; es preciso en fin que el TIEMPO, ese intachable testigo y severo juez que descubre la MALDAD DEL CRIMINAL; haya puesto de manifiesto algunos SECRETOS DESCONOCIDOS todavía;…….

Mariano Paz Soldan

Tomado del blog de Jonatan Saona 

Rodolfo ”Locrito” Tafur...

 

 

 

© Toni Oliver. Prohibida la reproducción del contenido de esta Web sin la autorización del Autor.